Praia do Forno

Praia do Forno esta categorizada entre una de las diez playas más hermosas de Brasil.

Se encuentra en Arraial do Cabo, entre dos morros. Esta característica, por un lado dificulta el acceso, ya que solo se puede llegar atravesando el morro, pero por otro lado le da gran parte de su belleza, ya que desde la playa no se ven construcciones, solo naturaleza, con sus morros llenos de vegetación y cactus, transformando la playa en un lugar perfecto para el descanso.

Como ya se mencionó, se puede acceder por tierra atravesando un camino que sube el morro y vuelve a bajarlo en dirección a la playa. El inicio del camino es en el Porto do Forno, muy cerca de Praia dos Anjos:

La duración del recorrido es de entre 15 y 20 minutos, y tiene como única dificultad la subida inicial, pero se puede realizar sin problemas, incluso con niños pequeños, ya que esta empedrado en gran parte de la subida y muy cuidado en todo su recorrido. A poco de comenzar el camino se comienzan a disfrutar hermosas vistas de Arraial do Cabo y al llegar a su punto más alto, hay un mirador hacia la playa con una vista impresionante, donde se puede apreciar toda la belleza de la misma.

 

La alternativa es acceder por agua, llegando en un barco-taxi desde Praia dos Anjos.

La playa no es muy larga, ni muy ancha, lo que permite estar siempre muy cerca del mar. El agua es completamente transparente y limpia, sin olas, y con una temperatura muy agradable (tibia) lo que permite que la puedan disfrutar personas de todas las edades.

También se pueden observar con facilidad pececitos de colores, y en algunos lugares de la playa se realizan practicas de buceo.

La arena es también muy agradable y se puede elegir entre llevar una sombrilla propia o alquilar una en el lugar (las ofrecen desde los 20 reales o bien las dan gratis para todo el día con una consumición mínima que puede variar entre los 40 y los 80 reales, dependiendo el día y el parador). En cualquier caso, la sombrilla quedará muy cerca del mar, ya que muy cerca del mismo comienza la vegetación. De esta forma se podrá disfrutar al máximo de la playa, incluyo dejando la sombrilla sin gente, porque la misma puede ser observada desde el mar, a muy corta distancia. Hay comidas y bebidas de todo tipo en los distintos paradores, con precios acordes a los que se observan en la ciudad.

La playa cuenta con baños muy precarios, que se acceden por el parador principal ubicado en el centro de la misma.

A diferencia de otras playas de la zona, no hay ruidos molestos de barcos rondando, y se puede obtener un descanso reparador.

Al conocerla, no quedan dudas de que su categorización entre las 10 mejores playas de Brasil no es exagerada.

Visita obligada para quién pare en la región de los lagos, no se arrepentirán.

 

Mapa:

 

Arraial do Cabo en Lugares Geográficos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *